Condiciones generales del contrato de alquiler

 

I.- El alquiler se calculará desde el día en que el material salga de nuestros almacenes hasta el
día de su regreso o los mismos, ambos inclusive. En las condiciones particulares del contrato se
expresará la duración mínima de alquiler a efectos de facturación. El material arrendado se entrego
en perfecto estado de funcionamiento y así lo admite el arrendatario.

II,- El arrendatario se compromete o devolver los equipos en el mismo estado en que los recibió,
salvo desgastes del normal funcionamiento. Es por lo tonto, responsabilidad del arrendatario
conservar la maquinaria y equipos, obligándose o emplazarlos en lugar seguro y a salvo de cualquier
riesgo que pudiera acarrear la pérdida o deterioro total o parcial de los mismos.

III,- El material accesorio, como martillos, picos, mangueras, baterías, válvulas, herramientas,
cables... etc., devuelto inservible o no devuelto por cualquier causa, se cargará en factura.

IV.- El transporte, carga y descarga de los equipos, incluidos la ida y el regreso, serán a cargo
del arrendatario. La responsabilidad que pueda derivarse del transporte, carga y descarga, será de
quien lo ejecute o lo hago ejecutar.
En ningún caso el arrendador podrá hacerse responsable de los posibles perjuicios ocasionados por
la demora en la entrega de los equipos, que pudiera producirse como consecuencia de eventuales
dificultades surgidas en el transporte o en la carga y descarga de los mismos.

V- El emplazamiento, instalación, montaje y desmontaje del material, lo realizará el arrendatario
bajo su responsabilidad.
Por razones de seguridad, principalmente para los grupos electrógenos, el arrendatario debe tener
en cuenta:
a) Efectuar la puesta o tierra del grupo.
b) Instalar a la salida de corriente un disyuntor diferencial de desconexión automática.


VI.- El arrendatario debe confiar el material a personal cualificado y mantener/o en buen estado de
funcionamiento, de acuerdo con los instrucciones de uso que le son dados al inicio del
arrendamiento.

VII.- El mantenimiento del material comprende, entre otros, engrase, lubricación, verificación de
niveles, limpieza y cambio de filtros. Los ingredientes (aceite, grasa, filtros, etc.) podrán ser
suministrados eventualmente por el arrendador, para evitar cualquier mezcla o riesgo de confusión,
e irán a cargo del arrendatario.

VIII.- En caso de paro o avería de lo maquinaria, siempre que éste sea por el uso normal de la
mismo, el arrendador se compromete a lo reparación o sustitución de la misma, siendo o cargo del
arrendatario únicamente los gastos del transporte marítimo y de lo carga y descarga, si los
hubiera, descontando en factura la parte proporcional del tiempo en que lo máquina haya estado
inmovilizada. Para ello el arrendatario deberá avisar en tiempo y forma.
En caso de paro o avería de la maquinaria por mal uso, negligencia, impericia o inobservancia de
las instrucciones de uso y mantenimiento, el arrendador cargará en factura todos los gastos que de
ella se deriven.
En ningún caso el arrendador se hará responsable de los daños y perjuicios que el poro o avería
pudieran ocasionar.

IX,- Salvo pacto en contra, el precio de alquiler quedará fijado por día natural, para un máximo de
utilización de 8 horas cada día. Las horas de trabajo que excedan de 8 al día, se facturarán como
suplemento, o razón de 1/8 parte del precio/día por cada hora de exceso. A tal efecto se tomará
como base lo indicado en el cuenta-horas que lleva incorporado cada máquina.
El precio del presente arrendamiento es válido para un período de seis meses, pudiendo ser
modificado por el arrendador al finalizar dicho período mediante un preaviso de 8 días.

X.- Salvo pacto en contra, el arrendador facturará cada quince días naturales y/o o la terminación
del
arrendamiento.

XI.- El material arrendado podrá ser inspeccionado en cualquier momento por el personal del
arrendador, el cual tendrá libre acceso o las instalaciones del arrendatario donde se utilice la
maquinaria.

XII.- El arrendatario deberá utilizar el material en el lugar indicado en este contrato, sin
poderlo trasladar de lugar, salvo autorización expresa y por escrito del arrendador.
Igualmente, el arrendatario no podrá subarrendar ningún equipo objeto de este contrato, sin la
autorización expreso y por escrito del arrendador.
Los bienes arrendados son propiedad inalienable del arrendador, quien únicamente cede el uso de los
mismos en los términos del presente contrato, circunstancia que, en todo momento el arrendatario ha
de manifestar ante terceros.

XIII.- Salvo pacto en contra, el presente contrato tendrá una vigencia de un mes, a cuyo término se
considera tácitamente prorrogado, hasta que sea cancelado por cualquiera de las partes
contratantes. El arrendatario podrá terminarlo en cualquier momento, sin previo aviso alguno, antes
o después del transcurso del mes en vigencia sin perjuicio de la duración mínima del alquiler a
efectos de facturación. El arrendador podrá dar por finalizado el contrato en cualquier momento, a
partir del cumplimiento del mes en vigencia, mediante un preaviso por escrito de ocho días.
El arrendador podrá dar por rescindido el contrato antes de cumplirse el mes de vigencia, en el
supuesto de que resultase impagada alguna de las facturas a se incumpliera cualquiera de las
condiciones establecidas en el presente contrato, y retirar los bienes arrendados del lugar en que
los tenga el arrendataria, sin necesidad de acudir a la vía judicial, para lo cual queda
expresamente autorizado por éste.
El impago total o parcial de las facturas, devengará un interés anual equivalente al interés legal
del dinero más dos puntos, exigible mensualmente, desde la fecha del vencimiento pactado. Asimismo,
el arrendatario deberá hacerse cargo de todas las costas legales en que incurra el arrendador para
recuperar saldos pendientes y/o equipos no devueltos, incluidas las del procurador de los
tribunales, aunque no sea preceptivo.


XIV,- La firma del presente contrato por parte del arrendataria implica la plena aceptación de estas
condiciones generales de alquiler.
Para dirimir cualquier duda, cuestión, o divergencia, que pueda surgir de la interpretación,
cumplimiento, o extinción del mismo, ambas partes se someten a la jurisdicción de los juzgados y
tribunales de Girona, renunciando a su propio fuero y domicilio, si lo tuvieran.